Kaixo follower maitiak! Gaur beranduago altxatu gara. Asko eskertu dugu oso txarto eramaten dugulako goiz esnatzearena (batez ere Ainhoak). Gosaldu eta gero zorua garbitu dugu, hor erreflexatzea lortu dugun arte. Bi ordu geroago, azoka "txustorrillo" batera abiatu gara. Denbora izan ducu coca cola bat edateko eta guzti. Gose ginen, beraz taberna abegikor batean mojojoiak eta txerrikiak jan ditugu herriko alkatearekin (tipo oso hurbila eta boronoa). Bukatzean, Kayak egitera eraman gaituzte, non aste osoan faltan bota dugun ura irentsi dugu. Hala eta guztiz ere, esperientzia ahaztezina eta oso dibertigarria izan da. Taldearen unibertsitarioak (Enekocok), hainbat sasi jateko guztiz baliagarriak izan ditugun efektu bisualak erakutsi dizkigu. Kirol asko egin ondoren, herritarrek prestatu duten afari on bat itxaroten gintuen udaletxean. Horrez gain, haien dantza tradizionalak ikusteko eta gureak haiei erakusteko aukera aparta izan dugu. Oso ondo pasatu dugu umeekin jolasten. Agur benur!

Ainhoa eta Raquel

 

Saludos a nuestros fieles followers! Hoy nos hemos levantado más tarde de lo normal, cosa que hemos agradecido porque eso de madrugar no es lo nuestro (y menos lo de Ainhoa). Después de desayunar hemos estado fregando el suelo hasta conseguir reflejarnos en él, ya que sino lo hacíamos nos fustigaban. Un par de horas más tarde nos hemos dirigido a un mercado "chustorrillo" situado en el centro de Riberác. Nos ha dado tiempo para dar una vueltilla y tomar una coca cola. El hambre nos comía las entrañas así que nos han llevado a un bar muy acogedor en el que hemos comido junto al alcalde (un hombre bastante borono y cercano). Hemos disfrutado de unos increíbles MOJOjoNes y unas magníficas agallas de cerdo. Nada más acabar, hemos ido a hacer Kayak, dónde hemos tragado todo el agua que nos ha faltado durante toda la semana, pero ha sido una experiencia difícil de olvidar y muy divertida. El universitario del grupo (Enekoco) nos ha aportado su sabiduría sobre los efectos visuales que nos ha servido para zamparnos unas cuantas zarzas. Después de hacer tanto brazo no nos merecíamos menos que una buena cena en el ayuntamiento preparado por la gente del pueblo y unas grandes banderas de la patria "querida" en la que habitamos. En realidad, nos hemos sentido muy acogidos y ha sido un gesto muy bonito por su parte. Además, hemos tenido la oportunidad de ver sus bailes y de enseñarles los nuestros jugando con los mas pequeños. Corto y cambio!
Ainhoa y Raquel.