IEUP!

Gaur goizean beste egunak baino beranduago altxatu gara ohetik eta ziztu-bizian gosaldu eta gero Arkaitz gure atzetik zapatarekin joan da azkarrago joateko.Metrora iritzi garenean korapilo bat egin gara eta aldi bat baino gehiagoetan galdu gara monitoreek hasieratik bide egokia jakinda. Ondoren, hiriko grafitiak erakutsi digun mutila ezagutu eta hiriko grafiti garrantzitsuenak eta ospetsuenak erakutsi digu beren historia eta esanahiarekin batera, aldi berean leku horretan zeuden zerbitzuak aholkatu digu bere fede onarekin. Erakusketa amaitu eta gero eta jan gabe, erakusketa erakutsi digun mutilak esan digu alboko kalean zegoen festara hurbiltzea eta horretaz disfrutatzea. Gu hori jakinda eta Balmasedakoak izanda pentsatu ezean azkar-azkar hurbildu gara festara non elektro musika zegoen eta jende oso animatua eta pozik. Denbora on bat pasatu ondoren eta alkoholik gabeko edariak edan eta gero, festatik Arkaitz dakien leku batera joan gara Alemaniako janari tipikoa afaltsera. Tripa olentzero bezala izandakoan mahaitik altsatu eta ibiltzen hostalera bueltatu gara non momiak bezalaze ohe gainean lo geratu gara.

Alvaro eta Victor

 

 

IEUP!

Hoy nos hemos levantado de la cama más tarde que otros días y hemos desayunado a toda hostia. Arkaitz nos ha perseguido con un zapato para que fuésemos más rápido. Cuando hemos llegado al metro nos hemos hecho la picha un lio y nos hemos perdido más de una vez, pero los monitores sabían el camino y no nos han dicho nada. A continuación hemos conocido a un joven que nos ha enseñado los grafitis más importantes y famosos de la ciudad con su significado e historia, cuando ha terminado y sin comer, el chico que nos ha enseñado los grafitis, nos ha dicho que nos acercáramos a la calle de al lado porque había una fiesta. Como nosotros somos de Balmaseda, al oír fiesta, nos hemos acercado muy rápido a donde estaba la música… todo el mundo estaba muy contento y animado. Después de un buen rato en la fiesta y sin beber bebidas espirituosas, nos hemos dirigido a un restaurante que conocía Arkaitz para cenar comida típica de Alemania… como estaba el codillo… Con la tripa como Olentzero nos hemos levantado de la cama y hemos ido al hostel donde hemos caído como momias en la cama.

Alvaro y Victor